martes, 8 de mayo de 2018

Cómo solucionar cinco problemas de protocolo en la mesa


Protocolo en la mesa de bodas



Tras haber pasado horas asignando un sitio para cada uno de los invitados y procurando cumplir con los criterios prácticos y de afinidad que te has propuesto, puede que todavía no puedas relajarte y sentarte a gusto porque surjan, a última hora, sorpresas de algunos invitados y presentarse algún drama que otro sin ofrecerte soluciones. Mantén la calma, y espera cualquier desastre, aunque también toma nota de sus soluciones, para que no te pillen desprevenida.


  • Aparecen invitados de última hora que, en un principio, habían declinado la invitación. Puedes intentar sentarles en una mesa aparte, dependiendo del número de invitados que se han presentado, o puedes poner sitios extras dentro de las diferentes mesas, pero lo cierto es que siempre es mucho más fácil quitar un sitio que añadir otros, por lo tanto prevé algún espacio libre en alguna mesa. Sin embargo, si al añadir dos sitios extras, por ejemplo, has de pagar más, simplemente prevé mesas de diez, con ocho invitados, o de doce, con diez invitados, y no pidas al salón de eventos que pongan servicios extras hasta que no se dé este caso realmente y lo necesites de verdad. Para anticiparte, puedes asegurarte que tu Wedding Planner esté preparada con tarjetas de sobra y un buen rotulador que case con la tinta de las tarjetas ya confeccionadas, o bien que en el espacio de celebración tengan una impresora para volver a colocar el nuevo protocolo.

  • Uno de tus invitado, habiendo confirmado, no aparece o le surge algo el mismo día. Puede ocurrir. El mismo día, o el día anterior, algún invitado se encuentra en una situación de enfermedad, hospitalización, viaje ineludible, puede ocurrir. Son contratiempos de última hora que pueden darse en algunas bodas. En este caso, si algún invitado simplemente no aparece, hay que pedir que retiren el servicio de mesa de ese invitado y, en función de las políticas y condiciones de pago del espacio de celebración, se puede, o no, negociar el pago de ese cubierto.

Lista invitados en mesa de bodas


  • Algún invitado se salta el protocolo y decide cambiar de mesa. En algunos casos, hay invitados que se saltan el protocolo a la torera porque, al ver su mesa, deciden que quieren estar con otros invitados más allegados o más afines, y las consecuencias son que, al final, hay que mover a mucha más gente de sitio. En este caso, hay que intentar que el invitado razone y se quede en su sitio. En caso contrario, hay que pedir a una persona de mucha confianza, un hermano, un amigo fiel, que ocupe la silla de ese invitado y brindarle, a éste, el sitio libre por si se ajusta más a lo que él quiere y que se quede más contento y no surjan más complicaciones.

  • Se os ha olvidado asignar sitio a un invitado. Es normal que, después de tantas actividades y detalles, y con todo el estrés, se os olvide algún invitado y se quede suelto. Una vez que llegue al recinto, y vea que no aparece en las listas, el maître os lo hará saber. En este caso, sois los mismos novios los que tenéis que pedirle disculpas, y asegurar que ha sido un error de transcripción o algún correo electrónico perdido. En este caso, hay que actuar como si hubiera aparecido en el último momento. Pidiendo que se le ponga un servicio en la mesa que creáis que más a gusto puede estar y, por supuesto, imprimiendo un nuevo protocolo donde el invitado vea que sí aparece ya su nombre en la mesa asignada.

Listas de invitados de boda


  • Hay invitados que están dando vueltas por el salón y no encuentran su mesa ni su asiento cargándose todo el protocolo. En caso de grandes bodas con muchas mesas, será difícil para algunos invitados encontrar su mesa. Lo ideal es hacer algunas guías, indicando en qué parte del salón se encuentra cada mesa para que sirva de ayuda a cada invitado, especialmente los que vayan solos. Lo ideal, además, es indicar el protocolo por orden alfabético en cada apellido, de esta forma cada uno puede buscarse en el mapa de mesas del salón. Aparte, resulta muy útil, si las mesas están enumeradas o nombradas en un orden lógico dentro del recinto. Es decir, partiendo de la base de que la mesa de los novios es la número cero, el resto de mesas, deberían ir de uno en adelante en función de la cercanía con la de los novios. De esta forma, el que está en la mesa ocho ya sabe que está más lejos de los novios, y los que están en la mesa uno y dos, son justo las de alrededor de la de los novios.


martes, 17 de abril de 2018

Protocolo y estructura en las Bodas Civiles

Novios en Boda Civil



Las bodas civiles han experimentado una serie de cambios en cuanto a la forma y han evolucionado hasta llegar a equipararse a las bodas religiosas. Cuando este tipo de ceremonias comenzaron, resultaban muy frías porque se celebraban en los juzgados y eran oficiadas por el juez de paz y con cierta pretensión por querer acabar lo antes posible. Con el paso de los años se han transformado hasta el punto de que la mayoría se celebran en un bonito espacio con jardines, o bien hoteles de ensueño o cualquier espacio con encanto elegido por los novios. Además, el oficiante elegido se traslada en la mayoría de los casos y se han logrado personalizar de acuerdo con los gustos y personalidad de los novios.

Los pasos principales en la tramitación de una ceremonia civil son los siguientes:


- Abrir expediente matrimonial. Es necesario aportar en el Registro correspondiente copias de los DNI de los contrayentes, copia del DNI de dos testigos, los certificados de empadronamiento, justificante de pago de la tasa correspondiente y los certificados literales de nacimiento.

- A continuación y una vez abierto el expediente matrimonial, lo suyo es preparar la ceremonia junto con el oficiante hasta personalizarla al máximo con piezas de música apropiadas para la ocasión así como lecturas que, normalmente, interpretarán familiares o bien amigos muy íntimos. Estas lecturas no son religiosas lógicamente, pero sí son lecturas que hablan sobre el amor y la amistad.

- Una vez fijado el día, la ceremonia se desarrollará en el lugar indicado, normalmente el espacio donde tendrá lugar el banquete de boda a continuación y que además resulta ser muy cómodo y evita desplazamientos. La ceremonia se constituye de forma legal y se leen, para ello, los artículos del Código Civil correspondientes (el Art. 66, Art. 67 y Art. 68). Además han de expresar públicamente el consentimiento para casarse y el oficiante lo proclamará. Por último, cerrará la ceremonia la firma del acta correspondiente por parte de los contrayentes, los testigos y el oficiante que preside el acto.

La recepción


Ceremonia Civil
Es el momento en que los novios llegan y acceden al lugar donde se desarrollará la ceremonia. Para la entrada -música- se puede optar por acordes clásicos o bien por melodías más originales. El oficiante estará esperando en la mesa.
En este tipo de ceremonias no se sigue ningún protocolo específico para la entrada de los novios al lugar donde tendrá lugar la boda. No obstante, se puede optar porque entre primero el novio con la madrina, ésta colocada a la izquierda de él y esperan la llegada de la novia en el lugar correspondiente. A continuación la novia situada a la izquierda del padrino desfilará hasta el sitio donde se encuentra su pareja.




Las intervenciones


Cuando todos se encuentran en sus sitios correspondientes la ceremonia civil comienza con la lectura de los datos de los contrayentes y de los testigos. Es un momento que permite cierta creatividad. El oficiante intervendrá primero, dando la bienvenida y haciendo una introducción que puede ir dirigida a ensalzar los valores cívicos de la familia.
Además de esta intervención, es ahora cuando deben intervenir otras personas (familiares o amigos) leyendo algún poema o capítulo de un libro especialmente significativo para ellos.



Ceremonia civil



El consentimiento


Es el momento clave del matrimonio, por ello ha de ser solemne y se lleva a cabo con todos en pie. Se les preguntará a los novios si quieren contraer matrimonio y si, efectivamente, lo hacen en este acto.
Una vez formalizada esta parte del rito llega el intercambio de anillos. Las alianzas no forman parte de los requisitos legales de la celebración del matrimonio civil pero resulta absurdo suprimir su uso por el arraigo casi universal de este gesto.


La firma del acta y despedida


El oficiante será el primero en firmar seguido del novio, la novia y los testigos. Este momento puede ir acompañando de una música de fondo apropiada. Se llevará a cabo en la misma mesa donde se ha oficiado la ceremonia aunque se puede disponer una mesa auxiliar para tal fin.
Cuando los novios han firmado el acta, los invitados se ponen en pie para proceder a la despedida. El oficiante felicitará a la pareja y les deseará el mejor de los futuros.
Dependiendo del tiempo de que se disponga, los novios con sus familiares y amigos podrán tomar algunas fotos en el lugar de la ceremonia. Saldrán del recinto cogidos del brazo y los saludos y felicitaciones se reservarán para más tarde o fuera del mismo recinto de la ceremonia.

  
Recinto de boda civil

viernes, 6 de abril de 2018

Próxima Convocatoria Máster Wedding Planner



Master Wedding Planner
Wedding Planner




Cada vez más parejas de novios confían la organización de boda a un Wedding Planner.

La falta de tiempo y desconocimiento de trámites, proveedores, tendencias, etc. desborda a los novios. Es por ello que merece la pena contar con un profesional que sepa comprender las necesidades de la pareja.
Conviértete en un Wedding Planner Profesional con nosotros!!
Próxima Convocatoria en Abril

Contáctanos:
escuela@enbuenasmanosbodas.com


martes, 13 de febrero de 2018

¿Es importante certificarse como Wedding Planner?

Wedding Planner
Wedding Planner
Durante la formación que llevamos impartiendo para Wedding Planners desde hace casi seis años, muchas veces nos preguntan si realmente es necesario estar certificado en España.

En nuestro país, la profesión de wedding consultant no está regulada, por lo tanto cualquiera puede ejercerla. No se exige ninguna Certificación Oficial, no se piden credenciales por nuestro trabajo, ni siquiera referencias. En España las parejas no suelen pedir la titulación del profesional que está organizando su boda.

Desde que comencé en el sector nupcial, siempre me he preocupado de aprender más, de no perder ninguna noticia, comentario, tendencia, blog, medio, o detalle sobre bodas. Se puede decir que mis ideas inspiradoras proceden de estar pendiente de bodas 24/7, y estar al día sobre el mercado en mi país. En definitiva: lograr la excelencia profesional.

Es un hecho que la excelencia profesional se adquiere tras años de trabajo (y mucho), de gran esfuerzo, flexibilidad, y es una lucha diaria. La excelencia profesional llega cuando te has visto en situaciones con las que no contabas y has tenido que buscar un backup para poder solucionarlas de la forma más eficiente, limpia y rápida. Es un día a día y es trabajo constante.

Entonces... ¿la titulación es importante en un país donde cualquiera puede ejercer sin siquiera demostrar su expertise y su forma de trabajo? En mi opinión, es fundamental certificarse en una profesión en la que, precisamente, el intrusismo está al orden del día.




Mediante la Certificación Oficial, no sólo vas a tener más facilidad para acceder al mercado de trabajo, sino que te posicionas como un profesional probado que tiene una base más que sólida y que construye una imagen profesional impecable.

Si, aparte de tus conocimientos, experiencia, inspiración, flexibilidad, poder de negociación y de solucionar problemas, puedes contar con una titulación oficial que avale todo tu background, no dudes que estarás más cerca de obtener esa imagen profesional y esa excelencia dentro de una profesión que, precisamente, necesita ser considerada más seria y más comprometida de lo que actualmente está en España.


Obtiene tu certificación oficial en www.escuelaeuropeadeweddingplanners.com
Más información en escuela@enbuenasmanosbodas.com

jueves, 21 de diciembre de 2017

Trucos para escribir los mejores votos matrimoniales

Votos Matrimoniales




A la hora de asesorar a los novios en sus votos matrimoniales, tenéis que transmitirles que se trata de una parte fundamental de la ceremonia de boda y que, lógicamente, han de prepararse con tranquilidad y profundidad personalizándolos al máximo. El momento en el que los novios expresan sus votos, es una ocasión única y llena de emotividad. Merece la pena que se tomen su tiempo para estar a la altura de las circunstancias.

La fórmula habitual en España pero que resulta de lo más manida es la de “Yo (nombre del novio) te quiero a ti (nombre de la novia) como esposa y me entrego a ti y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida”.

Los contrayentes de cansan de hacer las mismas cosas que el resto, por lo que aquí van unos trucos para redactar sus votos más fácilmente con los que podéis quedar de lujo:

●  No tengáis prisa y no lo hagáis a ratitos. Tomaos vuestro tiempo, en algún momento en el que sepáis que estáis tranquilos, libres de interrupciones e invocad a las musas.

 ● Olvidad las palabras rimbombantes y retóricas. Intentad ser escuetos, concisos y sencillos para que el mensaje llegue sin segundas lecturas.

●  Pensad en vuestra pareja y por qué queréis casaros. Apuntad las razones y analizadlas.

● Meditad sobre cómo os sentís cuando estáis con vuestra pareja. Qué factores fueron determinantes para elegir a esa persona y qué expectativas cumplen con creces.

● Reflexionad sobre qué cosas podéis aportar cada uno al matrimonio y las promesas que queréis hacer. Quizá no seáis excesivamente cariñosos, pero sabéis que sois fieles y trabajadores, por ejemplo. Entonces, decídselo. Escribid que sabéis que aportaréis a esa unión una serie de principios que son importantes para el buen funcionamiento de vuestra vida en común. Hay personas que necesitan confianza, reafirmaos en ella, para poder transmitir vuestros sentimientos.

● El apoyo es de capital importancia en cualquier relación. Quizá a uno de los dos, en algún momento, le surja un trabajo en otro país, o se encuentre con dificultades económicas, o alguna circunstancia extrema, una enfermedad, un enfrentamiento familiar, etc… Si creéis que, pase lo que pase, vais a estar ahí, la mejor promesa que podéis hacerle, es una declaración de vuestro apoyo incondicional.




De vez en cuando, echadle un vistazo a vuestro escrito y ordenad vuestras ideas. Seguro que, cada mes, se os van ocurriendo nuevos votos y nuevas promesas.  Y no olvidéis, una vez los hayáis terminado, leerlos en voz alta, así será como se escuchen el día de vuestra boda!

lunes, 27 de noviembre de 2017

Honorarios profesionales de un wedding planner. ¿Qué cobrar por tus servicios?

Durante el máster presencial de Wedding Planner, muchos alumnos discuten acerca de los honorarios profesionales y qué facturar a los novios por su trabajo. Se crea todo un debate acerca de este tema ya que, para algunos, los servicios de un Wedding Planner Profesional son caros y, para otros, los precios son demasiado bajos. 

Lo que es cierto es que nuestros criterios no figuran en ningún colegio. No tenemos una horquilla que nos hayan determinado como en el caso de profesionales médicos o abogados, notarios, etc.. Debemos ser realistas y establecer unos criterios basados en la complejidad del trabajo a realizar, tiempo invertido y responsabilidad económica.

Ten en cuenta que un producto o servicio no tiene un valor auténtico y constante, sino tan sólo el valor de lo que alguien esté dispuesto a pagar en un momento dado, es lo que se conoce como precio. Lo bueno es que el mercado lo regula sin necesidad de que lo haga un gobierno y, nuestro sector, al no estar intervenido goza de la libertad de precios. Lo ideal es que encuentres el equilibrio. Si tus servicios son demasiado caros, siempre habrá empresas más competitivas. Mientras que si son demasiado baratos, no llegarás a hacerte un hueco puesto que serás la opción low cost de algunas parejas, mientras que otras ni te considerarán. Busca ese equilibrio escudriñando el mercado y averiguando qué quieren las parejas y cuánto están dispuestas a pagar por ello.

Para determinar unos honorarios hay que fijarse en el mercado, tener prudencia, ser capaz de adaptarse a las necesidades de los clientes, tener en cuenta los posibles gastos que conlleva el trabajo a realizar, el tiempo a invertir, la posible pérdida del llamado “coste de oportunidad”, y posibles contratiempos que puedan surgir por un trabajo concreto.
Lo que está claro es que ningún profesional ha de trabajar de forma gratuita. Te puedes adaptar al presupuesto de tus clientes pero no dar valor a tu trabajo no es una opción. Si tú mismo no valoras tu trabajo, ¿quién lo va a hacer?

Honorarios Wedding Planner

viernes, 3 de noviembre de 2017

Nueva convocatoria del master de Wedding Planner de la Escuela Europea de Wedding Planners

Tras el éxito de la convocatoria de octubre que, a pesar de tener un máximo de doce, tuvimos que hacer sitio para otros dos alumnos llegados de Venezuela ya que no tenían oportunidad de venir en otra ocasión, nos vemos otra vez a principios de diciembre. En noviembre vamos a tomarnos unas cortas vacaciones, y en diciembre conoceremos a los nuevos alumnos de esta convocatoria.
Algunos ya han comenzado en la plataforma e-learning estudiando y realizando el caso práctico, otros han preferido esperar para comenzar tras la master class.

Además, en la plataforma, hay novedades. Nuevos videos y nuevos formularios. Y el caso práctico, más completo, para que sirva de guía en el proyecto de fin de máster para lograr vuestro certificado oficial

Estamos deseando conocer a los alumnos de esta convocatoria y celebrar con ellos el comienzo de la nueva temporada. Además tendremos un pequeño cóctel de Navidad donde brindaremos, un año más, por el éxito de nuestra formación que tantas satisfacciones nos sigue dando. Nos vemos en diciembre! 



Escuela Eurpoea de Wedding Planners
Alumnas del Máster